¿Sabías que el primer cepillo dental se invento en el siglo XIII?

Se diseño un cepillo a base de cerdas de pelo de cola de caballo sobre un mango de huesos, fue diseñado por William Addis. Hoy en día, son muchos cepillos de dientes con una variedad de propiedades que prometen unos dientes perfectos.

¿Sabes cuál es el adecuado para ti?

El tamaño del cepillo debe ser elegido de manera que le ayude a limpiar fácilmente cualquier parte de los dientes. Debe elegir un cepillo con un cabezal adecuado al igual que el mango, será difícil de limpiar detrás o al lado de los molares si es demasiado grande.

Tipo de Cerdas dependiendo de la dureza puede ser: fino, medio y duro. Para la mayoría de la gente, los pelos finos serán los más cómodos y son los más recomendables. Dependiendo de qué fuerte se cepilla los dientes, los que tienen más dreza media o alta puede dañar las encías, las raíces y la capa protectora de los dientes.

Tipo de cepillo ¿manual o eléctrico?

Ha habido numerosos estudios que muestra cuál de los dos es más eficaz, y la conclusión de que no hay diferencia significativa aunque algunos odontólogos recomienda el eléctrico dependiendo de la edad por su técnica más sencilla. Aunque al final es usted quien se tiene que sentir más cómodo con el cepillo manual o eléctrico, sin olvidar que da mejor resultado cepillarse los dientes durante 2 minutos y 3 veces al día.

¿Cambiar de cepillo dental con regularidad?

Seguro que has oído que el cepillo de dientes se debe cambiar cada tres meses. Sin embargo, la mejor apuesta sería la de obtener como condición de cerdas, no necesariamente después de un periodo de tiempo predeterminado.
Aunque deben tener en cuenta la acumulación de bacterias en el cepillo de dientes. Por lo tanto, la más segura es la de respetar el consejo médico para comprar un nuevo cepillo de dientes.

Es muy importante cambiar el cepillo de dientes si has tenido una infección en la boda o la inflamación de la garganta lo más pronto. Los microbios pueden permanecer en el cepillo de dientes y el riesgo de que vuelva a infectar.